Cómo pasan los tiempos Venancio, cómo pasan los tiempos (y los años)

Hoy entro en este rincón por casualidad, y me doy cuenta de que mi primera -y última- entrada data de hace ya un año.

¡Un año! Más de un millón y trescientos mil segundos treinta y un millones y medio de segundos.

¿Cuántas cosas pueden pasar en un año? ¿Cuántas han pasado en este último?

Muchísimas, a la vista de lo que dice la Wikipedia (Junio 2006Junio 2007).

¿Cómo o cuánto has cambiado tú en un año?

A mí por lo menos se me ha pasado volando.

2 comentarios en “Cómo pasan los tiempos Venancio, cómo pasan los tiempos (y los años)”

  1. En tamaño, en todos los aspectos, mis cambios son prácticamente nulos (al menos en régimen permanente).

    En cuanto a las relaciones humanas, las de siempre: los amigos, la familia (esos sobrinos buenos 😉 ), la nómina a fin de mes y «su cambio, gracias».

    Respecto a lo demás, alguna enfermedad inesperada y presuntamente cabrona, un año más de experiencia —laboral—, otro perdido en la Universidad y uno menos de vida, a las claras desaprovechado, despilfarrado, perdido, tirado.

    A ver cuándo le llega una fuerza externa a este sistema de partículas que le haga cambiar su energía interna, que estos átomos de cloro están hartos de tanto vibrar (creo que era algo así).

    Y tú no te quejes, LastMan, eso déjanoslo a los demás.

    P.D.1: Un pajarito me ha dicho que tienes una nueva (nouvelle, pas neuve) motocicleta; haz algún comentario sobre ella.

    P.D.2: Aun nunca habiéndome considerado un quejica, estoy empezando a pensar que me gusta patalear y lloriquear sin tomar medidas correctivas. Eso puedo aceptarlo, ¡pero no soy hipocondríaco!

  2. Digo: «¡voy a ver si LastMan ha escrito algo del viaje!». He vuelto a leer lo de los segundos y, apañero, ¡se te olvidó multiplicar por 24 h/día!
    El resultado final es de unos treinta y un millones y medio de segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *